En esta guía vamos a tratar el sellado de un motor nitro, con esto pretendemos evitar muchos problemas de carburación. Este simple proceso es recomendable hacerlo en todos los motores, tanto de gama baja, media o alta, nada más comprarlos, así aparte de sellarlos y limpiarlos, les haremos una pequeña revisión y estudiaremos sus tripas. Para la limpieza y sellado del motor necesitamos:
– Nural 28, es una masilla para hacer juntas, de la marca Pattex.
– WD-40, que lo utilizaremos para limpiar las tripas del motor.
– Alcohol de quemar, que lo usaremos para limpiar el motor por fuera.Lo primero que vamos a realizar es limpiar el motor por fuera.
Para hacerlo, primero teneis que tapar bien la zona de entrada del filtro de aire,

por ejemplo con un globo de agua , tapar la entrada de gasolina del carburador, por ejemplo con un trozo de macarron de gasolina y en la punta enroscais un tornillo de M3 que encaja perfectamente, y por último tapais la salida del escape del bloque.

Ya con todo tapado, cogeis un pulverizador y lo rellenais de alcohol de quemar, pulverizando sin miedo el motor con él y dandole con una brocha para que no quede nada de porquería. Después con un poco de papel de cocina lo vais secando para ir revisando que todo está bien.

Ahora toca desmontar el motor.
Para ello empezaremos por quitar la campana, luego el embrague y después el volante de inercia. Para quitar el volante de inercia, que es lo que más os va a costar de esta zona del motor, teneis que bloquearlo o con una llave de perro o con una llave especial para sujetar el volante de inercia, tener cuidado en este punto porque si no sujetais bien el volante de inercia y teneis tirador podeis romper la cuerda del tirador.

Una vez quitada la tuerca hay que extraer el volante de inercia, la herramienta ideal para hacerlo es con un extractor que podeis encontrar en cualquier tienda de herramientas, eso si, procurar que sea pequeño. Y si no teneis extractor podeis sacarlo dandole golpes al volante de inercia por detrás, tienen que ser golpes secos y cada vez en la esquina opuesta, me explico, imaginaros que estais mirando el volante de inercia desde el motor, por donde vas a dar los golpes, e imaginando que el volante es un reloj, el primer golpe lo darías a las 12, pues el siguiente sería a las 6, y luego a las 9 y después a las 3, haciendo una X, para poder hacer esto tendreis que ir girando el cigüeñal porque solo podreis golpear por la zona del carter del motor. Para golpear usar un martillo de los de plástico o usar un taco de madera. Aunque ya digo, que lo más recomendable es un extractor.

Ahora toca quitar el tirador, la tapa trasera del motor, cuando vayais a quitar el tirador tener mucho cuidado que no se os desarme todo el sistema de recogida de la cuerda del tirador, ir sacando con un destornillador poco a poco mirando por la rendija que va saliendo todo entero.
Con la tapa trasera ya quitada, ya solo nos queda quitar la culata, para ello aflojamos los 4 o 6 tornillos que la amarran por arriba.

Ahora ya tienes a la vista, el pistón, la camisa, la biela y el cigüeñal. Para sacar la camisa un sistema muy sencillo es, con el piston abajo metes por una de las tomas de la camisa la punta de una brida de plástico y subes poco a poco el pistón, la brida se bloqueará y tirará de la camisa hacia arriba, al ser de plástico la brida, no os preocupeis que no marca ni la camisa ni el pistón, como vereis no podreis sacarla de un tirón, tendreis que ir subiendo y bajando poco a poco, para que no se os bloquee la brida con el bloque del motor. Con la práctica le ireis cogiendo el punto y os costará menos.

Lo siguiente puede ser lo más complicado, dependiendo del motor, que es quitar la biela de la muñequilla del cigüeñal, para ello ayudaros de unas pinzas o unos alicates de punta fina, y si podeis con los dedos sería lo mejor, si os entra tapar las puntas de los alicates con un trozo de trapo he intentar sujetar la biela y sacarla del cigüeñal para ello tendreis que ir girando este hasta que encontreis el punto en el que se puede hacer.

No es sencillo, pero con un poco de paciencia se puede hacer bien. Cuando tengais la biela con el pistón fuera acordaros de la posición en la que iba en la muñequilla, es fundamental, porque tiene posición, normalmente el agujero de la biela de engrase, uno pequeñito que tiene es hacia el cigüeñal.
Para extraer el cigüeñal con todo lo demás ya sacado solo tendreis que darle un pequeño golpe donde estaba el embrague, como siempre con un martillo de punta de goma o plástico.
Si quereis quitar los rodamientos, aunque para lo que vamos a hacer no haría falta, tendríais que meter el bloque con los rodamientos en el horno, para que se dilate el bloque y después sujetando el bloque con unos alicates darle un golpe para que salgan. Para ponerlos, meteis los rodamientos en el congelador una noche entera, con el frío se contraen lo justo para que podais meterlos al día siguiente.

Antes de empezar a sellar vamos a limpiar las piezas del motor, para ello con el WD-40 sin miedo y una a una las vais pulverizando encima de un trozo de papel de cocina, no las sequeis, que esta pequeña capa de protección luego facilitará el movimiento del motor.
Las piezas que teneis que limpiar asi son:
-Pistón y biela.
-Camisa.
-Cigüeñal.

A continuación tenemos que montarlas en el motor. Para ello seguimos estos pasos:
Montamos en el bloque el cigüeñal, después metemos el pistón con la biela por arriba intentando enganchar la biela a la muñequilla del cigüeñal, te tendrás que ayudar de los alicates que usaste antes protegidos con un trapo, procura hacerlo con muchísimo cuidado, y sobre todo paciencia, que al principio cuesta colocarlo. Cuando ya tengas el pistón con la biela tendrás que ir embocando la camisa en el bloque prcourando con un dedo centrar el pistón dentro de ella, recuerda que la camisa tiene una pequeña endidura arriba que es la que te indica como va colocada. Con esto ya montado procedemos a colocar la culata, recuerda que entre la culata y el bloque hay una o varias arandelitas muy finas, que son para regular la altura de cámara, colócalo como lo tenías antes, los tornillos yo los pongo con una gotita de fijatornillos, casi imperceptible, y como en los diferenciales haciendo una X.

Ahora vamos a sellar el motor.
Cogemos el carburador y la tapa trasera del carter, y la limpiamos bien con un papel de cocina, si fuera necesario untado éste con un poco de alcohol.
Con estas partes ya limpias y secas les echamos un poco de Nural y lo extendemos con la punta de una brida de plástico. En el carburador hay que sellar las zonas indicadas en la foto, y la tapa trasera como se ve en la foto.

Después montamos el carburador y la tapa trasera en el bloque del motor limpiando lo que quede de masilla por fuera. No os preocupeis mucho porque se vea masilla, lo único malo es el toque de color, aunque como comprobareis es muy difícil limpiarlo del todo, y al final acabas por dejarlo y darle ese toque distinto al motor. Recordar que para la tapa trasera hay que poner los tornillos con fijatornillos y haciendo una X como en la culata, y lo mismo para el tirador.

Solo os queda ya montar el embrague igual que lo quitasteis, hechando un poco de fijatornillos en la tuerca del volante de inercia, tambien podeis aprobechar para repasar con lija el interior de la campana y las zapatas del embrague.

Una vez hecho todo esto ya teneis el motor listo para rodar de nuevo o para empezar a hacer el rodaje.