Una de las veces que vi el tipo de rodaje que intentaré explicar, fué hace un año, y me llamó la atención porque siempre lo hacia así en todos los motores, salvo alguno por imperativos del tipo: “no soy el dueño del motor”

En principio es cuestión de asegurarse que el motor está límpio, (hoy en día vienen muy bien acabados, sea de la gama que sea) cuando digo limpio me refiero a virutas o suciedad ajena o a causa de su montaje y acabado.

El combustible que vamos ha utilizar generalmente, debe de ser el mismo con el que iniciaremos la primera puesta en marcha.

A partir de un motor .25, es aconsejable usar combustible con el 25% de nitro.

Nos ponemos en el asunto:

Todo bien cargado en relación a baterías (pack, roto, chispo, emisora…)

No tocamos ninguna aguja, pero marcamos o recordamos en la posición que están.

Quitamos la bujía y le ponemos un poco de aceite haciendo girar a mano para que se lubrique el conjunto interior. Dejamos que expulse la totalidad del aceite.

Colocamos la bujía.

(Cuando intentamos ponerlo en marcha, si vemos que nos cuesta, aflojamos un poco la bujía, para que no tenga tanto esfuerzo debido a la compresión y rozamiento y no rompamos el tirador o se rompa el oneway), una vez en marcha, ajustamos de nuevo la bujía (sólo ajustar, no apretar o forzar, sobre todo cuando el motor está caliente)

Hacemos que se introduzca combustible en el carburador.

Dejamos que haga un deposito al relentí, sin tocar nada, para que coja algo de suavidad.

A partir del segundo deposito, gastaremos tres o cuatro depósitos como mínimo, cada deposito seguido, sin pararlo (si se para, poner en marcha enseguida, colocando la aguja de altas en su posición inicial), y entre deposito y deposito, dejaremos que se enfríe hasta temperatura ambiente por si solo, sin forzarlo por ejemplo con un ventilador.

Estos depósitos se han de hacer de la siguiente forma:

Ponemos en marcha, y con tacto que no se pare, debemos de acelerar con la emisora, a tope, el total del recorrido del gatillo,pero al mismo tiempo debemos de ir abriendo las altas, de forma que sea incapaz de moverse de lo sobrealimentado que lo ponemos, pero sin que se pare y a la vez se debe de tener la temperatura del motor entre 95 ºC y 105ºC, una vez que lo tengamos en esta posición.

Si vemos que no alcanza esa mínima temperatura de 95 ºC debemos de tapar la culata con algo (hay quien pone trapos, otros toallas, otros papel de aluminio… )

Veremos que nos sale mucho aceite por el tubo de escape y además el deposito es muy rápido en gastarse.

Recordemos dejar que se enfríe por si solo.

Colocamos de nuevo la aguja de altas en la posición inicial, ponemos en marcha y volvemos a realizar lo mismo con otro deposito.

En total esos tres o cuatro depósitos que comenté al principio.

Recordad que debe de ser incapaz de moverse de lo “gordo” que lo colocamos.

A partir de eso depósitos, lo ponemos en marcha y empezamos a dejarlo rodar, pero poco a poco, a régimen bajo y sin pasar de medio gas como mucho.

Vamos vigilando la temperatura y la regulamos que este en la franja comentada con la aguja de altas. (95º-105º)

de esta forma hacemos unos cuantos depósitos, recordando que estamos en rodaje y debemos dejar que enfríe completamente entre deposito y deposito.

Nos daremos cuenta que por si solo, una vez que le hemos puesto una temperatura, se va “soltando”, y corre más

Cada vez, le vamos dando un poco más de gas, pasando de cuando en cuando de medio gas y por fin al cabo de un litro más o menos en total, desde el principio, pues ya lo tenemos listo para carburarlo y darle “caña”

Si se respeta lo explicado, tendremos un motor muy fiable y duradero.

Hay que tener en cuenta, que una vez que acaba el rodaje, hay motores que “están en su salsa” alrededor de los 110 ºC y otros que se van a los 140 ºC

La experiencia y la atención nos dirán como debemos de llevarlos, pues cada motor es un mundo y no es una guía fiable lo de “yo llevo las altas a cuatro vueltas” o  “llevo las bajas a tres y media”

Espero que os sirva de ayuda a los que os paséis por el blog.

Amplio un poco este tema debido a las consultas que recibo debido a que el motor se queda clavado cuando es nuevo,

MOTOR “DURO”

Una de las razones para hacer el rodaje en las condiciones explicadas es la cantidad de lubricante que pasa por el motor y que al realizarse todo el rodaje de una sola “tacada” pues evita esto.

El caso es cuando se realiza un rodaje “normal”, asi por encima un deposito en parado y al relentí y varios (tres o cuatro ) a medio gas como mucho.

Si ademas la temperatura ambiente es baja (invierno) y no lo realizamos seguido pues el motor acostumbra a quedar con el pistón en la parte superior y al enfriarse la camisa aprisiona el pistón y se “clava”

La solución es la siguiente:

Cogemos una pistola de aire caliente y calentamos la culata y bloque motor, a falta de esto pues con un secador de pelo podemos salir del paso.

Ponemos un buen aceite (wd40, 6en1, o similar) y lo hacemos girar todo lo que nos apetezca de forma que coja suavidad.

En caso que no consigamos hacerlo girar adecuadamente, pues lo sacamos y lo realizamos en la mano, colocándole en una mesa de arranque, con el roto, con tirador…, pero siempre con un buen aceite y sin la bujía.

Hay que tener cuidado siempre, cuando estemos rodando un motor, en que el pistón quede en el PMI, para que no tenga la posibilidad de quedar aprisionado el pistón en el PMS al enfriarse la camisa

En definitiva:

Si después de calentar la culata, y aflojar la bujía, el motor no quiere girar, y para no quemar el roto o partir la cuerda del tirador, lo sacamos, lo desclavamos con la mano a traves del plato de inercia, lo lubricamos y hacemos girar en la mano, lo montamos de nuevo y probamos, seguro que va como debe.

Realicemos por poco que podamos el rodaje en una sola sesión, respetando el enfriamiento del motor entre depósitos.

Si se han tenido los problemas de motor “duro” en la fase de rodaje, yo aconsejo que cuando se tengan un par de litros gastados como mucho, se cambie la biela, pues ha sufrido mucho en esta fase.